Abrojos y Rimas: Nicolás Fuentes

PARA SABER AL IRME

Esta tierra verde y rebelde

de sangre y de banderas

de ciénegas celestes.

 

Esta tierra humilde y de miserias

me vio nacer bajo su sol mágico.

 

Con la astucia de un río

una mujer me enseñó a caminar al mar

otra a conocer la historia

el alba a celebrar la arcilla

de una noche que ya está cascada.

 

Noche a noche esperé esa palabra

a veces de plata o de espuma inofensiva

la palabra que dice amor sin memoria.

Fue en esta tierra de piedra, nopal y lejanía

donde tu mirada brava miró el lago,

el vaho que empañó la ventana

y al mismo amor

que enloqueció y murió.

 

En esta serranía que se alza hasta el cielo

altos los muros verdes

que nos tapan a deshora

la luz delgada del atardecer,

es donde el aire invicto

permanece en la noche de la soledad.

 

Donde estará ese tiempo

cuando mirarse era demasiado

el niño que movía el pie para bailar twis

el huerto y el corral, las escondidillas

el hombre caminante del camino real

la mujer desnuda en la aldaba

el ropero con espejo en la puerta

tu respiración en mi oído suelta y detenida

que sonaba a mar

dónde estará la ausencia de este mal.

 

No fui infeliz ni solitario

porque me casé

con el sonido de los viñedos.

EL TEMPLO DEL SOL

Nos volvemos camarones que no duermen

tucanes con malicia

pájaros que cantan tangos.

 

Buscamos en el ojo el ágata

con más pasado que futuro

grano y mosto en la palabra

la pareja que nos hace cenizas

nos repetimos como el ave fénix.

 

Pero la vida no cede tan fácilmente

somos árboles con hojas en otoño

seres de corazón confitado.

 

El Templo del Sol

es el mar y sus playas

y nos dan sentimiento de ave…

de ave sorprendida.

LA PROCESIÓN DEL SILENCIO

La procesión del silencio se acerca

con sus inquisidores sonidos

el caballo blanco delantero

tambores que rizan la piel

se arrastra la noche encadenada.

 

Este mezcal de la huasteca

es la penitencia de tu garganta

Carmina hace cantar a los muertos

por las calles llenas de fervor

las campanas se dan de golpes de pecho.

 

Arrastramos nuestra penitencia

guardamos en los ojos

el baile sensual de la odalisca

y la serpiente, que en la primavera

baja desde lo alto del basamento.

 

Rueda la gota de cera

se convierte en fe

en una cena romántica

o en un velorio.

 

Pasan Las cofradías de las mantillas de colores

capillas con sus dos cúpulas

con una Biblia de astrolabio,

navegan con la marea de su vestido.

 

El sabor de sus Hostias rojas

pegadas en sus pechos

nos excomulgan.

 

Olor a botica

guiso borracho

tuna Cardona

gordita del Saucito

huevo rojo

nos absuelven…

y se abre la gloria.

 

Con todos mis sentidos

delante de esta procesión silenciosa

aquí en San Luis Potosí

te ofrezco mi corazón libre de juramento.

Abrojos y Rimas: Nicolás Fuentes

Nicolás Fuentes (San Luis Potosí, 1955)
Poeta, escritor, licenciado en periodismo, fotógrafo y gastrónomo. Su obra ha sido incluida en una docena de libros de poesía y cuento editados en México y España y traducida al francés. Ha ejercido la docencia universitaria en literatura y periodismo, asimismo ha impartido numerosos talleres de creación. Ha participado en encuentros literarios de carácter internacional y ha obtenido diversos premios literarios. Palomas es su más reciente libro.

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...