Poemas de Adolfo Castañón, el tañedor, el viajero

1

Nada detiene la voracidad

ella avanza nada en nada

Su paso sin pausa es vértigo

Recuerda que sólo un fragmento

de una letra de una palabra rota

nos deletreó a medias al nacer

...a medias claroscuros

a tientas sin tropiezo

nos devora

 

15 de noviembre de 2014

2

En el firmamento

las estrellas

no siempre saben

que las hermana

un

meteoro

 

24 de marzo de 2013

3

Un árbol crece

en el cielo

sus frutos

son las estrellas

 

6 de noviembre de 2016

4

Ser dignos del cielo

salvar al viento

alimentar el relámpago

dar de beber a las estrellas...

Enumerar las gracias

antes de darlas

 

28 de marzo de 2013

5

Arcoíris

Apareció ante mí: arcoíris. Se acercó con paso de niebla y me saludó, como a un viejo conocido, con voz de viento suave entre las hojas. Al ver mi sombra, me preguntó si podía ayudarme. Sonreí y traté de ir hacia su arco. Me dijo con la mirada que fuéramos hacia la luz. Al llegar a un claro del bosque, una enorme letra crecía en el prado... Era como un árbol altísimo, sin follaje. Era, me lo dijo arcoíris sin palabras, una de sus raíces. Quién sabe si era la madre o el padre, el abuelo del o de la que me había llevado ahí. En verdad, no sabría decir si era arca o arcoíris, aunque tuviese prístino mirar de cielo estrellado. Subí, desde luego subí. A medida que ascendía, mi sombra se disipaba como yo mismo. Una tenue música empezó a subir desde mis raíces y a iluminarme con sus siete colores.

 

21 de septiembre de 2014

6

Flor      palabra vaga

rosa es más precisa

rosa de castilla

rosa de anjou

traen más tierra

entre sus letras

efímera

cada flor

perdura en su letra

al olerla

sientes que se va

cada nombre

no me olvides

rosa fugaz

pensativa

rayos de sol

beben gladiolas

se mecen tulipán

madreselva

el tiempo

nos hipnotiza

en su yedra

¿quién aconseja

al viento

para que nos dé

su rosa?

 

30 de diciembre de 2013

 

Del libro Civismo de Babel

Poemas de Adolfo Castañón, el tañedor, el viajero

Adolfo Castañón ha publicado diversos libros y en su trabajo poético destacan La campana y el tiempo, La tercera mitad del corazón y Civismo de Babel (obra en prensa). Sobre AC como poeta ha escrito recientemente Sergio Mondragón en su libro Algunos poetas de nuestra lengua. Siglos XII al XXI, México, Ediciones Eon. Tradujo Después de Babel de George Steiner y ocupa la silla II de la Academia Mexicana de la Lengua.

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...