Abrojos y Rimas: Mayra Gricelda Gutiérrez López

SE HA HERIDO EL COLOR DEL VERBO

Un árbol de luz

―ramas como río,

hojas de plata―

vive en los aires.

Su belleza deslumbra

y lacera al transeúnte,

quien cuestiona:

qué hermoso árbol el que vuela

pero en dónde sus raíces.

 

[Se ha herido el color del verbo. Sangra.

El árbol se avergüenza de su transparencia y replica:]

 

Estoy en los aires

aunque mi torso es necedad,

me alimenté de la miel amarga del viento,

mi cuerpo ha prensado hasta la vida.

Pero estoy aquí, hermosamente

probando el éter,

volando.

Pero estoy cansado

y quiero bajar

volar cuesta tanto

y es muy frío.

PLUMA DE AVE QUE HURTÓ

       En el cielo, un ave

                    se incendia

 

Muestro mi palma herida

y en la fisura

un jardín de cerezos.

 

Con la tierra que fui

construí mi cuerpo:

una pluma de ave que hurtó

su esencia a los dioses

y vistió sus ropas

y desgranó sus almas

con el mismo fervor de quien

prepara su dosis.

Rasgo la felicidad 

vuelo con violencia:

pero el fruto

es mío.

Los dioses cantan sobre

          las cosas primeras.   

MUERTE

Voy a nacer

―pienso desde la hojarasca.

Tanto soy el corazón del árbol seco

que sólo me queda ser

una semilla.

 

La herencia de mis padres:

un caparazón sin ser, un quetzal mudo:

son hermosos, pero no cantan.

Y quién apagó al Sol como cualquier cigarro.

Cómo limpiaremos sus cenizas.

 

Me cansa la muerte

y ahora rasgo y perforo su ataúd,

hilos de luz podrían tocarme,

mi voz será filtrada

y empezaré

de nuevo.

Abrojos y Rimas: Mayra Gricelda Gutiérrez López

Mayra Gricelda Gutiérrez López (Puebla, 1989)
Estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Participó en el Curso de Creación Literaria para Jóvenes Escritores 2011 en Xalapa, organizado por la Fundación para las Letras Mexicanas y la Universidad Veracruzana. Ha publicado algunos de sus poemas en diversas revistas digitales. Lectora de la tradición latinoamericana, de poetas como Gonzalo Rojas, Juan Gelman, Viel Temperley y Alejandra Pizarnik. Fan de Charles Simic, "el poeta de las moscas".

Escrito por Anfiteatro Monocromo

Loading Facebook Comments ...