Abrojos y Rimas: Aldo Vicencio

LA IMAGINACIÓN DE LOS CUERPOS

(Disgregación escultórica)

 

la inconciencia se desplaza bailando

 

el aire rota inquietante

y se adimensiona en lodo

 

se revuelca

se levanta

 

como un cuerpo enajenado

por el edificio del tiempo

 

c e n t r í f u g o

lo que se nombra y se ve

 

todo es posible

cuando los signos de barro

gravitan meteóricos

    sobre el cuarto

 

hay accidentes

que los pulmones no perciben

 

son polvo diamantino,

una fragancia elíptica

                       elusiva

                       y eclipsada

 

sobre vidrio poroso

que hondea

cuando las nubes despiertan

 

los arneses del origen

suspenden en relieve

un sonido:

 

aquí

allá

 nunca y siempre

 

y todas las veces

son la brazada

confusa y agónica

de una fosa de hierro

que se   h u n d e

al inicio de una mirada

SOBRE LA INTELIGENCIA

punta de lengua

rastros de palabras huecas adornan su

 

[boca

 

con velo de difunto

lleva la más fría de la lenguas

 

lento ladeo de su lenguaje

un adentro y un afuera

i n c i e r t o

 

denominación

estrecha

  entredicha

        entelada

 

vanidad

varicosa

 

es un miedo disfrazado

de flechas horizontales

 

- sin acierto -

un picnic desde la ladera

que se  h u n d e

 

ojos de prisma

[ro/to]

 

solo con hilos

desciende

destruye

    y desconoce

 

disentería de la memoria

 

no hay canciones para el fuego

solo elegías para gusanos

 

parte inicio - parte fin

 

trastabillo de cordero tuerto

 

el rey no está vestido

el rey está desnudo

el rey está sordo

el rey está solo

TEDIO

nunca es nunca

 

 

la seca piel de los labios se retuerce

 

 

aquél aleteo,

 

 

tromba de entrepierna

 

 

aún arde en la boca del estómago,

 

se revuelca feral dando gritos en mis sueños

 

 

secuencia de espejismos,

 

 

un taladro luminoso

 

                          me sigue,

 

frenético me busca

dando tumbos en cada minuto

 

 

áspero   he arrastrado la piel del silencio

 

alas subcutáneas me sacuden

 

           tallos de polvo colapsan

 

 

una hoja en sombras

 

 

navaja zurcida con algodón y sangre

 

 

apenas y la noche es visible

 

mi simiente alumbra la casa

 

 

boca a boca,

hombre y almohada se enquistan

 

rojo es tu nombre

 

rojo es mi pensamiento

 

roja es la madrugada

 

 

cadena a-geométrica

de un interminable bostezo

 

no hay pisos ni techos

en los párpados que se pliegan

 

nada discurre en la simetría

                          y la cuadratura

 

 

sopor adimensionado

 

círculos eternos

 

rojo tras rojo

 

se abrazan y traspasan

             cuerpo y noche

 

 

en un pliegue blanco

retozo acorazado de angustia

 

rajatabla de imprecaciones

 

síguete

sígueme

 

asoma a un muro de taladros

                  que ladran y aúllan

 

 

una ruptura,

 

una grieta tras otra,

 

aleteo de vísceras rojas

en la profundidad de las apariencias

 

el cuerpo asoma en la tormenta

 

¿dónde queda dormir, resonancia de mi nombre?

 

rojo, rojo, y rojo

          nunca se dirime de la niebla en la almohada

 

Aldo Vicencio (Ciudad de México, 1991)
Poeta y pasante de Historia por la UNAM, fundador del colectivo de poesía Naufragio. Ha publicado su trabajo en diferentes revistas literarias impresas y digitales, como La Piedra, Letras de Reserva, Errr-Magazine, Opción ITAM, Círculo de Poesía, así como en los portales digitales de literatura Digo.Palabra.txt de Venezuela, Enfermaria 6 de Portugal, La Rabia del Axolotl y Operación Marte de México, entre otras. Ha presentado sus poemas en diferentes festivales culturales, destacando La Semana de las Juventudes, en 2014. Progetto 7Lune presentó material de su autoría en el evento Tutti siamo Ayotzinapa, realizado en Venecia, Italia, en 2014. Recientemente ha sido incluido en la antología Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana, del sello editorial español Lord Byron.

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...