Abrojos y Rimas: Daiana Mindel

ROJO PUGILATO ENTRE VOCES INSIDIOSAS

Se disputaban derechos en el averno.

Interpuse una acción de amparo

ante la falta de justicia cometida.

Restringían mis facultades de expresión…

            Mi fuero íntimo

                        mi poesía natal

                                   mi vestimenta en otoño.

 

La corte se pronunció sobre mi petición ut supra requerida,

me condenó en costas por no vigilar las formalidades legales.

 

Las pruebas fehacientes se negociaban entre las partes.

Mi defensor se volvió acusador.

 

Pasaron seis años;

retorno de vez en cuando a la melancolía de los versos

mas el castigo impuesto por la avaricia de libertad implícita que defiendo

sancionó mi preámbulo constitucional interno.

 

Fallaron que caí en rebeldía luego de sucesivas intimaciones.

 

Se disputaban derechos en el averno

mas mi conciencia se halla tranquila

pues no hay mayor placer que volver a mi centro lúdico

donde las palabras no cobran distinción ni argumento en discordia.

 

Hoy mi léxico reclama resurrección.

NÚCLEO DE LA CORTEZA HIDRÓSFERA DE MI CIENCIA

Poesía es arte

arte que el respiro de mi inconsciencia exige

y más de siempres me larga abiertamente al infierno de mis luceros.

Poesía es la escultura artística de unos labios carnosamente celosos

brilla candente en la soledad de mi habitación inerte

y menos de nuncas conoce y desconoce que mi tercera personalidad es primera.

Poesía es arte y velero

viajante viajera viajando el viaje

esta travesía de aguas podridas y dinero fructífero.

Poesía es abismo de mi arte heterogéneo

arte atea que arriesga; artimañas y artilugios artificiales.

Lujuria que quema

            anzuelo que muerde

                        golpe que flagela.

Y me motiva arrastrándome la carne egoísta

(avaricia de mi puño y letra)

castigo de mi afán

vocación de paz

profesión del ocio.

                                   y me mata

                                               y entierra el sacapuntas

                                                           en la superficie del crucigrama.

Poesía es el pálpito del papel

y hambre del lápiz ciego.

MUERTIFICADAMENTE

Amarillaba el pánico confundido en la llama

del rostro que ojeaba su llanto alevosoleado en la penumbra.

Desfigurisádicamente soportaba las grietas de la edad.

 

Fusionamiento de entidades sentimentoladas.

 

Pulmonando al último cigarro

                        se alcoholdrogaba de noche.

                                               Atestiguaba la pálida lunar.

 

En el término primero había negado la inminente llegada

no lograba allanarse a la montaña pendientada que bajaba

desembocándose en la rabiacunda laguna superficial.

 

Quejoseando negoció con un dios dudoso de vida.

Sin sacar provecho ni sabor parejo,

se deprimió en la básica basural de intrigas y lamentos.

 

Finalmente aceptó lo que se le adestinaba:

un poco de miel antes de su elevación a juicio.

Daiana Mindel (Buenos Aires, Argentina, 5 de enero de 1988)

Abogada y poetiza que empezó a escribir a los seis años desarrollándose un callo en el dedo mayor, lo que en la actualidad le recuerda su vocación primera. Concurría al taller literario de Marta Mazzilli a los doce años, para luego concursar en certámenes de la misma índole. Fue galardonada con diversos premios y ha participado en varias antologías. Su primer libro Indulto (2016) fue publicado por Editorial Dunken, en esta obra Daiana plasma su actualidad como escritora, intercalando trabajos adolescentes como ecos del pasado.

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...