Natalio Hernández en Protagonistas de la Literatura Mexicana

El ciclo Protagonistas de la Literatura Mexicana fue el marco donde se reconoció la trayectoria del poeta y ensayista Natalio Hernández, quien ha promovido ampliamente las lenguas originarias. El evento se llevó a cabo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Hernández estuvo acompañado por Miguel León-Portilla, filósofo e investigador; Víctor M. Toledo, biólogo y poeta, y Geney Beltrán, coordinador nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes, quien moderó la mesa. Aunque Esther Hernández no pudo asistir al evento de forma presencial, lo hizo mediante un video.

En palabras de Víctor M. Toledo:

El primer acto subversivo es recordar lo que somos y eso es lo que hace Natalio Hernández con su poesía, la cual es un canto que se llena con una colección de recuerdos. En México nuestras grandes riquezas civilizatorias son los pueblos originarios, con ellos construiremos el futuro bajo una modernidad alternativa que vinculará la tradición con los aportes de las innovaciones científicas y tecnológicas.

Asimismo, Víctor M. Toledo declamó al público un poema dedicado a su amigo Natalio y calificó su poesía como “un acto de resistencia que toma de aliada a la madre tierra. Recurre a lo más originario, Tamoanchan, y pone en cuestión esta modernidad mercantil, colonialista, capitalista y patriarcal que sigue dominando no solo a México, sino al mundo entero”.

Toledo coincidió con Miguel León-Portilla en que “es a través de la palabra que quizás se logra la primera resistencia, porque cada lenguaje no solo es de opresión, sino también de la emancipación, y los poetas están cumpliendo ese papel”.

Según refiere Miguel León-Portilla, fue Natalio Hernández quien organizó el Primer Congreso Mundial de Poesía. “Fue precioso y llegaron poetas de muchos lugares, y, una vez más, nos reunimos para homenajearlo y decirle que lo queremos trabajando muchos años más”.

Natalio Hernández domina el español y náhuatl. Tenemos esta condición, un enorme tesoro, nuestras lenguas originarias son una enorme sinfonía maravillosa, y él lo afirma y sostiene. Espero que viva muchos años, para trabajar, porque es necesario, reunirá a los sabios de todas nuestras lenguas y descubrirán la contribución de éstas al español.

Esther Hernández, a través de un video con el que hizo acto de presencia, discurrió sobre el último libro de Natalio titulado Tamoanchan/La tierra originaria; lo calificó como un trabajo sui generis, polifónico y comunitario. A decir de la escritora, hay un canto a la madre tierra que es una obra individual y, al mismo tiempo, un trabajo colectivo, una crónica y un poemario, porque contiene la voz de un poeta, así como las voces que él convoca y dan más fuerza a su discurso. Narra cómo fue que gracias a la poesía pudo conservar su identidad.

La académica también citó a José María Murià, quien defendía que los pueblos originarios no debían desprenderse de su cosmogonía para incorporarse a la modernidad occidental. Esto está en sintonía con lo que hace Hernández, pues regresa a sus orígenes sagrados mediante la poesía para, de esta forma, convencer a muchos de su grandeza.

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...