Una noche de Puro Pinche Sabor

El día de ayer, en el Circo Volador, tuvimos una noche de Puro Pinche Sabor. El evento se perfilaba como una interesante apuesta de un grupo de bandas que realizan, de manera autogestiva, un espectáculo con los más altos estándares de calidad.

El resultado de esta apuesta, en mi opinión, fue todo un éxito. Un gran cartel, un gran ambiente con buena asistencia, apertura puntual de puertas, una logística bastante cuidada y un sonido por arriba de lo que, en promedio, se acostumbra en el recinto de la colonia Jamaica. Cabe mencionar que muchas productoras podrían aprender bastante de la manera en la que se ejecutó este show.

Abrió la noche Glass Mind, que pronto encendió los ánimos con “Detritus”, uno de los tracks más enérgicos de la última producción de la banda: Dodecaedro, material que plantea parte del excelentemente bien ejecutado set list de estos progres.

Una noche de Puro Pinche Sabor

Después de esta actuación redonda, pudimos percibir esa sensación de que no era una noche normal, se auguraba un show sobresaliente e incluso pudimos escuchar comentarios de los músicos de Glass Mind destacando aquella noche como su mejor momento en el Circo Volador, recinto en el que se han presentado en muchas ocasiones.

Una noche de Puro Pinche SaborDurante las preparaciones previas para el turno siguiente, notamos que el lobby del Circo ya se encontraba lleno y con ese ambiente tan característico de los buenos eventos metaleros; un aire de comunidad que reflejaba muy bien el espíritu del festival: unir a la escena.

Entre muchos rostros conocidos, nos encontramos con nuestro amigo Gian de Anima Tempo, con quien compartimos nuestro entusiasmo al ver que los esfuerzos del festival estaban rindiendo frutos. En general, durante las semanas anteriores pudimos ver excelentes carteles con muy buena respuesta del público; más importante aún, sólo con talento nacional. “Imagínate, si uniéramos todos esos esfuerzos, lo que podríamos lograr”. Agregó Gian.

Los preparativos estaban listos y tocaba el turno para Acrania. Esta banda amante de lo latino siempre brinda una experiencia distinta a la audiencia. Primero, con ritmos poco usuales en el metal, luego, vienen las frases donde Luis Oropeza deja el micrófono para ponerle sabor a las piezas con su trompeta. Finalmente un gran ambiente construido por la agrupación donde tiene gran mérito Johnny Chávez, quien, en palabras de un buen amigo mío, sorprende por el entusiasmo con el que se mueve mientras continúa con esas claves latinas.

Una noche de Puro Pinche Sabor

El set de Acrania contempló varios de los tracks consentidos de sus seguidores,  por citar algunos pudimos escuchar “Let it flow” y “I was never Dead”.

Subió Anima Tempo al escenario y el gran número de personas convocadas por esta banda de inmediato revolucionó el ambiente. El set incluyó temas como “Caged in Memories”, “Cellophan Eyes” y la favorita de muchos: “Art of Deception”.

Como siempre, cabe destacar el manejo del escenario de esta banda que siempre luce con la energía al máximo; es de notar el cuidado que ponen en su ejecución al tiempo que contagian al público con un performance lleno de acción. Al final, y como empieza a ser costumbre para Anima Tempo, el público brindó un reconocimiento coreando su petición por un poco más.

Una noche de Puro Pinche Sabor

Para cerrar la noche sale al escenario Nuclear Chaos, quienes presentaron su nuevo material United y prometiendo algunas sorpresas.

Con un verdadero despliegue de poder, Nuclear Chaos consiguió lo único que quizá le faltaba todavía al Puro Pinche Sabor: un gran moshpit. La animosa audiencia colisionaba, corría y coreaba prácticamente cada canción.

Y aunque teníamos adelantos de los invitados que podríamos ver, fueron realmente emocionantes las intervenciones de Mao Kanto, Mireya Driven y Punch Skorge Dhell, quienes dieron el último toque a esa gran noche. En la memoria nos queda especialmente el debut en vivo de “Everything With Me” con Mao Kanto.

Una noche de Puro Pinche Sabor

Para terminar con esta reseña, queremos hacer una mención especial para Acrania:  por esta iniciativa cuyos resultados nos dejaron muy complacidos y por lo que pudimos ver en el escenario. Me parece que es un sentimiento compartido por todas las bandas participantes y cada metalhead que acudió a la cita del Puro Pinche Sabor.

 
Por Manuel Mejía
 

Escrito por Manuel Mejía

Matemático, músico y guitarrista comprometido con la investigación y la creación artística. Su vida está inspirada principalmente en la ciencia exacta y la estética clásica.

Loading Facebook Comments ...