A tiempo y más cuentos cortos

OCUPACIÓN

Se graduaron de desempleados… ¡Todo el tiempo andan ocupados en eso!

 
LOCUTOR

Me temo que el locutor expresa sandeces. Subo el volumen y el hablantín las confirma y  magnifica.
 
VERDAD 1

El paso dado en falso le lastimó el tendón. ¡Es verdadero!

 

VERDAD 2

El acusado falseó el hecho. Es verdad. No miento.
 
VACÍO 1

Sentía una oquedad profunda en su corazón; un vacío que, pese a todo, llenaba con vacuidades.

 

VACÍO 2

El hombre tiró al vacío su corazón vacío. ¡Pregunta ahora con qué llenará ese vacío!

 

SALACIÓN

Eran tan salado el hombre, era tan salada la mujer que se metieron al mar para salar a todo el mundo en venganza. ¡Se convirtieron en estatuas de sal!
 
A TIEMPO

Justo a tiempo; las cosas sucedieron a tiempo; por supuesto, en el tiempo del tiempo.

Se sacudió el saco, tomó su maleta y se fue.
 
COPYRIGHT

Personas de desviadas intenciones robaron los derechos de propiedad intelectual de Los Miserables. ¡Miserables!
 
IDENTIDAD

Era cuadrada la mesa donde señores de mente cuadrada hicieron la mesa redonda para discutir la cuadratura del círculo, a cuatro cuadras del cuadrante de los Meza.

VANIDAD

Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén” (Eclesiastés). ¡Que vanidad! “Vanidad de vanidades, todo es vanidad”. ¡Una vanidad más!

 

PETICIÓN

“Sueña conmigo” le dijo ella al despedirse. Él tiene insomnio, desde entonces.

 

ENDIABLADO

El charro debió quitarse el sombrero ante El Sombrerón, encarnación viva del diablo. No se le pasa todavía lo endiablado.

 

TO PASS THE BUCKET

“¿Cuál es el proceso para andar por la vida como si la vida no me mereciera?”, se preguntó el hombre mortificado… y en eso se le aparece Aladino, un hada madrina y otro genio de lámpara maravillosa. Estos tres se vieron y alzaron los hombros. Los tres se “pasaron la bolita” (To pass the bucket) y se fueron.

 

FLOR

—¿Dices que soy una flor?

—Por tu color, por tu belleza…

—¿Por mi talle?

—Tu vestido es tu corola.

—¿Me quieres…?

—No. No te quiero cortar.

 

HAMBRE

El aprendiz de burócrata acababa de desayunar y preguntaba a su compañero: “¿A dónde irás a comer?”; y después de la comida: “¿Qué cenarás?”

Se hizo político y… va tras el dinero. “Tiene hambre”, apuntó el trabajador de la esquina; “y de tanto comer sin trabajar, está gordo”.

 
Por Manuel Mandujano
 
A tiempo y más cuentos cortos

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...