Mäbu, la domadora de caracoles

Hasta hace poco no tenía el gusto de conocer a esta agrupación, pero desde que escuché los primeros acordes me di cuenta de su onírico trazo artesanal y la delicadeza con la que enfrentan el vacío sonoro. En ciertos momentos, no es necesaria la complejidad para demostrar lo profundo de un mensaje, basta la armonía como canal y el talento musical como instrumento.

mabu-portada

Mäbu es un proyecto español nacido en Bilbao, pero madrileño por adopción, que hace ruido desde hace 8 años. María Blanco Uranga, la vocalista, fundadora y compositora del grupo es el origen de la peculiar nomenclatura gracias a las primeras letras de su nombre y apellidos. Txarlie Solano en el bajo y los teclados y César Uña en las percusiones completan la alineación de Mäbu.

María tiene sangre musical en sus venas ya que es hija de Sergio Blanco y Estíbaliz Uranga, quienes acompañaron momentos armónicos importantes de la historia sonora iberoamericana con el grupo Mocedades. Sin embargo, María ha labrado su propia historia desde lo indie, y con el poder dramático hecho canción.

Su propuesta peculiar está invadida por intensidad vocal, paseos rítmicos con cadencia y belleza interior. Hay un abanico de opciones dentro de su repertorio, existen momentos de calma y vals, sin embargo, habita la estridencia en algunos temas.

Dos canciones en especial llamaron poderosamente mi atención. “Quédate a dormir” por su ternura y sencillez, así como por el sentimiento de nostalgia que genera, sutiles percusiones que resultan hipnóticas en el universo creado para decir que “la mitad del tiempo que tengo, lo dedico a pensar en ti”. Por otra parte, “Paralelo” es una rara pieza de espera con tintes de resignación, la voz delicada de Alex Ferreira enriquece el entorno armónico que tiene un broche de oro con una secuencia de cuerdas que transportan al recuerdo.

 

Por Juan Carlos Elizalde

 
A juzgar por el lector, y para muestra un click:

Escrito por Juan Carlos Elizalde

Melómano compulsivo, escritor en formación. periodista de afición, fotógrafo incipiente, cinéfilo irreverente, amigo de mis amigos, puritano los domingos, un poeta tan demente, que para charlar contigo, una décima te escribo.

Loading Facebook Comments ...