La vida secreta de tus mascotas: Animación con muchos pelos

la-vida-secreta-de-tus-mascotas-posterTarde se nos hacía para salir corriendo a ver The Secret Life of Pets (La vida secreta de tus mascotas), el último largometraje animado de la casa Illumination Entertainment, que distribuye Universal Pictures.

Así de entrada ya hizo pedazos la taquilla en Estados Unidos rompiendo el récord que impuso Inside out y colcándose como el sexto estreno más lucrativo en la historia para una cinta animada. ¿La razón? Bueno, no podemos negar que los maravillosos minions (mi pecado culposo), de los cuales tendremos un cortometraje previo, ayudaron mucho, pero presiento que el factor más importante para el éxito de esta cinta (además de la expectativa creada) es el hecho de que vivimos en un mundo que se está cayendo a pedazos, en donde la humanidad se puede ir al infierno, siempre y cuando exista un lindo perrito y/o gatito a quien rescatar.

Chris Renaud (Despicable Me, Despicable Me 2) se hace acompañar de Yarrow Cheney para dirigir The Secret Life of Pets, la cual, haciendo honor al título nos muestra lo que las mascotas hacen en casa mientras los dueños no están.

Max (Louis C.K. y Andrés López) es un terrier que vive como rey en casa de Katie (Ellie Kemper y Natasha Dupeyron), pero su mundo se pone patas arriba cuando a Katie le da por adoptar un gran perro lanudo llamado Duke (Eric Stonestreet y Martín Campilongo “Campi”). El pleito entre los dos se sale de control cuando son apresados por la perrera. Snowball (Kevin Hart y Eugenio Derbez), un desquiciado conejo, interviene para liberarlos.

Antes que mencionar cualquier otra cosa, le voy a decir que me reí y me reí mucho. Hablando de un adulto a otro, le advierto que tendrá momentos en que perderá su gracia por completo pues es imposible sostener el ritmo de humor de los primeros minutos a lo largo de toda la película. Como niño las cosas cambian, para ellos la película será genial de principio a fin.

Para lo que hasta ahora ha presentado Illumination Entertainment, la animación por computadora es muy buena, y en este punto la presencia de tanto personaje peludo tuvo mucho que ver. Pelos largos, pelos cortos, pocos pelos y una que otra pluma. Ver la película en alta definición nos permite apreciar eso con mayor detalle. La animación que hicieron de la ciudad de Nueva York también está para aplaudirse.

Si algo ayuda al buen fluir de la cinta es la banda sonora, la cual está compuesta por Alexandre Desplat, quien además de los elegantes instrumentales tuvo a bien incluir música de Taylor Swift, Queen, Pharrell Williams, System of a Down y Beastie Boys, con lo que ayudó bastante a mantener el ritmo de la película.

En cuanto a la historia que desarrollaron Brian Lynch, Cinco Paul y Ken Daurio le puedo decir que, todas las travesuras que nuestras mascotas sean capaces de hacer en nuestra ausencia, no serán suficientes para sostener la trama. Muy al estilo de Minions tendremos gags y más gags, la cosa aquí es que al quererlos acompañar de diálogos quedan saturados.

Como es una costumbre en México, no tendremos acceso a la versión original en inglés, y no es que el doblaje al español esté mal, al contrario, todo muy bien, salvo por la inconfundible voz de Eugenio Derbez. ¿Y qué pasa con Derbez?, se preguntará usted, si es tan simpático. Bueno, pues lo que pasa es que usted está viendo un conejo y no deja de pensar en un burro. Es tan característico su trabajo de doblaje que los personajes que ha interpretado se confunden entre sí. Al menos esa impresión me dio.

Por otro lado, hablar mal de La vida secreta de tus mascotas es equivalente a maltrato animal, y créame cuando le digo que lo pueden linchar por eso. Todos los amantes de los animales la van a adorar, así que en realidad no les hace falta mi opinión (con todo y la confesión de que me divirtió mucho). No es mi intención ahuyentarlo de la sala de cine, al contrario, vaya y véala, pero por favor mantenga sus expectativas bajo control. Es muy buena, mas no es lo maravillosa que nos hicieron creer, y eso, más que mis comentarios, será lo que al final le pueda resultar desfavorable.

 

Por Patricia Bañuelos

 

Escrito por Patricia Bañuelos

Mexicana renegada, pero con esperanza, sibarita clasemediera con ínfulas de escritora. De corazón cinéfilo y alma gourmet. "Como y luego existo".

Loading Facebook Comments ...