Tranquillo Cremona y la scapigliatura en Pavía

scapigliaturaLa scapigliatura, cuyo nombre viene de La scapigliatura e il 6 febbraio, una novela de 1862 del escritor Cletto Arrighi, es un movimiento artístico y literario surgido en Italia alrededor de 1860 y que se extiende hasta 1880. Supone una suerte de resistencia al romanticismo italiano (cuyas trazas residen en los escritos de Giacomo Leopardi y Alessandro Manzoni), una rebelión perpetrada contra la cultura risorgimentale-borghese y, en general, oposición al conformismo y la hipocresía de la sociedad del contexto.

Este rechazo por parte de los scapigliati (llamados así por su aspecto trasnochado y rebelde), se concretó en la elección de una existencia en los márgenes de la sociedad y se nutrió del desprecio por el sedentarismo burgués. Sus miembros cultivaron el “malditismo” como estilo de vida alternativo y anticonformista. Admiraron a artistas como Charles Baudelaire, Heinrich Heine y Johann Paul Richter.

Entre los artistas más representativos del movimiento estuvieron Tranquillo Cremona, Daniele Ranzoni, Giuseppe Grandi y Luigi Conconi, cuyas obras pueden ser vistas en las salas del Scuderie del Castello Visconteo de Pavía en el marco de la muestra “Tranquillo Cremona e la Scapigliatura”, curada por la directora de los Musei Civici di Pavia, Susanna Zatti. Se trata de una selección de 60 obras provenientes de prestigiosos recintos de arte, como por ejemplo, la Galleria d’Arte Moderna di Milano, la Galleria Civica d’Arte Moderna e Contemporanea di Torino, la Casa Museo Pisani Dossi, y el Castello Sforzesco.

Junto a los trabajos de los “Nani Giganti”, como gustaban ser llamados irónicamente Cremona, Ranzoni y Grandi, se expone también una serie de obras firmadas por artistas cercanos al movimiento, o herederos de la tradición scapigliata, entre ellos Ernesto Bazzaro, Paolo Troubetzkoy, Medardo Rosso o Giovanni Segantini con su obra juvenil, anterior a su etapa divisionista. La exposición está organizada en secciones iconográficas a fin de profundizar en la trayectoria del movimiento más allá de las artes figurativas.

Una particularidad de los scapigliati, fue la preferencia por asuntos de la vida cotidiana en detrimento de los temas históricos, tan de moda en los ambientes académicos de ese tiempo. El retrato, los cuadros costumbristas, las figuras femeninas, fueron ciertamente los asuntos predilectos del movimiento. Interesados también en el aspecto psicológico, en sus obras resalta la intención narrativa sobre la descriptiva, lo cual se aprecia en obras como Amor materno, Retrato de Nicola Massa, Las curiosas, High Life de Tranquillo Cremona, Retrato de Giuseppe Rovani de Daniele Ranzoni, o Maternidad de Giuseppe Grandi.

 
Por Maria Curci 
 
Tranquillo_Cremona_Le_curiose h

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...