El cocodrilo de Dostoievski

how doth the little crocodileApoyado en Montaigne y Schopenhauer, observa Alfonso Reyes en su “Mal de libros” que el escribir es un ejercicio tan poco original como los temas que se tratan. No existirá la novedad mientras se escriba no sobre los hechos sino sobre los libros que ya se han escrito.

El autor ruso nos tiene acostumbrados a ventiscas, laberínticos nombres y fatalidad. Esta vez un hombre decide que su desgracia puede convertirse en un impulso económico considerable, la creación de una nueva y adinerada clase social es incluso factible. Rusia debe abrazar los principios capitalistas, en este sentido, un hombre que tiene un cocodrilo y cobra por el espectáculo que significa el admirar algo tan exótico, un animal inusual y nunca antes visto en San Petersburgo.

Desde el interior se promueve como un partidario del capitalismo. Más hombres con cocodrilos llegarán y más dinero se acumulará para el inversionista. La plata sale de Rusia hacia otro destino. Esto no puede concluir con más que pobreza local y riqueza extranjera.

“El cocodrilo” o “Relato de un extraordinario incidente acontecido en el Passazh. Una transcripción fiel de cómo un caballero de cierta edad y de apariencia respetable fue engullido, aún vivo y enterito, por un cocodrilo, y todo lo que ocurrió después de aquello” es una sátira del capitalismo, una caricatura que explica brevemente como se mueven los hilos. Pasaremos por alto el que un hombre pueda sobrevivir dentro del estómago de un animal por falta de fe (Jonás es tragado por un pez que lo escupe en Nínive) y nos enfocaremos en que aquel hecho aislado es un excelente negocio para el hombre que heredó el cocodrilo de su padre y éste de su abuelo, etc.

Dostoievski se muestra como pocas veces: breve y humorístico. Una fórmula diferente con el mismo resultado; vicios universales y personas que se quitan la máscara en la desgracia.

 
Por Jesús Martínez
Pintura de Leonora Carrington

 

Escrito por Jesús Martínez

“Sutiles cuestiones trato, resoluciones graves comprehendo, perfectos libros amo”.

Loading Facebook Comments ...