Entre el humor, la lección de Deadpool

Deadpool es el superhéroe que se burla de todo, comenzando por él mismo, desde luego. Actualmente sobran las películas inspiradas en los cómics, especialmente en los de la casa Marvel, sin embargo el protagonista de este film (Deadpool 2) es particular a todas luces, justamente por su utilización del humor.

Entre el humor, la lección de Deadpool

Este asesino a sueldo navega todo el tiempo entre el héroe y el antihéroe, pues, un estilo maniqueo a lo Superman se atisba sumamente aburrido, ¿no es así? En este vaivén, una serie de paradojas se desatan, ya que cuando el héroe regula mejor su conducta, los giros del destino parecen traicionarlo.

Aunque no estoy muy al tanto de las otras producciones de Marvel en el cine, creo advertir la constante circulación de referencias y guiños que ata cada una de sus películas a una sola propuesta; un entramado mayor que mezcla el cómic (no sólo aquél de Marvel), el film y otros textos pop. En esa línea, una de las relaciones más afortunadas es la que se esboza entre Deadpool y Wolverine, quien, a mi parecer,  protagonizó con Logan una de las mejores películas de este tipo. Cabe decir que ambos superhéroes tienen fama de moverse en la frontera entre el bien y el mal, explotan el cliché del tipo rudo, y eso los hace sumamente interesantes.

Entre el humor, la lección de Deadpool

Una de las apariciones de más relevancia, inédita hasta ahora en el cine, fue la de Firefist, personaje poco conocido pero cuyo vínculo con Deadpool rige el desarrollo de este trabajo. Éste se muestra como un niño con sobrepeso, irascible y un tanto asustadizo (por ello propenso a la búsqueda de venganza). Luego de la terrible pérdida sufrida por el protagonista, una de sus primeras labores con los X-Men (a quienes finalmente se une buscando otro motivo de vida) es controlar a Firefist, quien pretende escapar de un sospechoso centro de “rehabilitación mutante” que, como se descubrirá, le provoca mucho mayor aversión que el presidio. Al percatarse de esto, Deadpool decide ayudar al adolescente y, paulatinamente, se acercará más a él con el fin de mostrarle la valía del amor y de la vida, es decir, Deadpool moralizando, ¿quién lo diría?

 
Por Rafael Díaz
 
Entre el humor, la lección de Deadpool

Escrito por La Mascarada

Loading Facebook Comments ...