Verba volant, scripta manent: For the sake of clarity

For the sake of clarity 1

Después de su bautismo en el río Jordán, Jesús fue tentado por el diablo. Ayunó como sólo el hijo de Dios pudo haberlo hecho (40 días y 40 noches) hasta que el maligno lo invitó a trocar en pan las piedras del árido desierto. Jesús respondió No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (Mateo 4:4)

Para Jorge Luis Borges y Alfonso Reyes la práctica de la alimentación espiritual fue siempre la lectura. Origen idéntico el de su acercamiento a los grandes pensadores, y no sólo me refiero a los filósofos, pues a diferencia del vicio que ronda sin aparente distinción a los más de los copistas del siglo XXI, en el pasado se usaba por pensar antes de escribir. ¿Habrá escena que inspire más ternura y admiración que dos chicos escondiéndose en los rincones de la casa, naufragado uno en los Cantares de Heine y otro en la obra del Príncipe de los Ingenios? Ya se preveía el compromiso por el leer bien y escribir mejor.

Creen algunos que toda actividad intelectual es superflua, improductiva en el sentido más práctico. Sin embargo, creo que el trabajo de nuestros amados e inicialmente aludidos escritores consiste en la enseñanza del amor a la literatura mediante una bibliografía inclusiva.

Las tentaciones son muchas, siempre habrá un film, una botella, una mujer, quizás un ensayo o un resumen que en parte o en totalidad nos apartará del libro. Aunque puede ser que el libro no escoja al lector, ni el lector al libro, puede que para el lector no signifique nada, o puede que llegue el día (si los astros son propicios) en que libro y lector se entienden, se compenetran, el momento en el que el improbable lector siente que ese libro fue escrito para él, y para él solamente existirá el libro mientras esa lectura sobreviva.

Tal es la razón por la que todos los libros merecen ser leídos y los menos, los que incansablemente son recitados tanto en las simpatías como en las diferencias de nuestros gigantes hispanoamericanos, otro lugar ocupan, resonando en la memoria colectiva de la humanidad.

 
Por Jesús Martínez
 

Escrito por Jesús Martínez

“Sutiles cuestiones trato, resoluciones graves comprehendo, perfectos libros amo”.

Loading Facebook Comments ...